Me cuesta defenderme cuando me tratan injustamente o me ofenden… ¿Qué puedo hacer?

  • 0

Mi forma de actuar suele hacer que me calle o cedo y luego rallarme pensando en lo que tenía que haber hecho o en lo mal que me han tratado. Así, después algunas personas me hacen sentir como si yo fuera un sensible, que me tomo todo muy a pecho y eso empeora el conflicto. En cambio, ellos cuando se quejan o se ofenden te hacen quedar también como quien tiene el problema y te montan un pollo y no te dejan salida.

Acumulo rencor y rabia interior y luego tengo ataques de ira en la intimidad, eso no puede ser, no quiero estar así toda la vida. ¿Qué puedo hacer?

Antes que nada te quiero decir que callar o ceder no es malo, de hecho en muchas ocasiones es bueno y de hecho recomendable. El problema entonces no radica en lo que callas, sino en cómo te sientes después.

Para empezar… lo que piensen los demás de ti… no tiene validez alguna. Cada quien tiene el derecho de pensar lo que le plazca. Tampoco puedes regalar el control de tu vida a los demás…Así que si ellos te hacen sentir mal, pues entiendes que es problema de ellos, no es tuyo ¿verdad? Ya que de la misma manera que a ti no te debe de afectar lo que ellos piensen de ti, pues la viceversa es igual.

Hay personas que son muy agiles mentalmente y que pueden confrontar cualquier situación con gran agilidad mental, hay otras personas en cambio que se enojan y discuten otras agreden y otras como tú, se callan. Cada quien tiene su forma de ser y esta es respetable.

Si crees que ya no te funciona tu manera de ser, hay ciertos cambios que puedes hacer, sin embargo… debes de recordar que tu naturaleza es de no contestar y de ceder porque de aluna manera no te gusta el conflicto. Entonces esa misma esencia, tienes que encontrar un diálogo que te permita expresar tus sentimientos sin que te haga sentir incómodo.

Debes de trabajar mucho en reconciliar tu enojo y entender que no le puedes dar ni el control ni tanta importancia a los comentarios que te hacen las personas. Tú debes de estar confiando de que lo que tú haces es lo correcto y si, sin querer te equivocaste, pues bien, saber a quién se le debe de pedir la disculpa y seguir adelante. Sin culpa, ni resentimientos y por supuesto sin enojo.

El enojo que sientes solo te hace sentir impotencia y te está creando resentimientos que no te dejan valorarte. Personas que saben ceder por gusto, gente que calla en lugar de hacer un problema mayor, son personas que mejoran el mundo, que ayudan a que el ambiente de trabajo sea más eficiente. Son personas nobles y sanan un mundo hostil.

Por ultimo te quiero dejar con una Idea muy importante, LA PERSONA QUE CEDE, ES EN SI UNA PERSONA LIBRE Y MAS MADURA QUE LA PERSONA QUE SE APEGA, Y SOLO QUERE SALIRSE CON LA SUYA.

Si te interesa el servicio de coaching personal. Pide tu cita hoy.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

Para comprar el libro Como vivir con gente difícil
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=ELZCSTBZLWJNU

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest