Vivo preocupada por mi hija, su trabajo, sus amistades, su bienestar…

  • 0

Gracias a todos sus consejos mi hija va mucho mejor, pero yo me sigo angustiando mucho por ella. Soy Mary TÚ amiga invidente.

Querida Mary: Gracias por leer todas las recetas y estar al pendiente de mi trabajo, me gusta saber de ti y me alegro que tu hija va mejor. Sabes algo que me maravilla de ti, es que te presentas siempre como la chica invidente. A mi manera de ver la vida, creo que tú tienes más visión que muchas personas. Puedes ver con los ojos que muchos tienen y no usan. Sabes exactamente como, donde y con quien está tu hija. Eso mi querida amiga, no es ser invidente.

Cuantas madres tienen a sus hijos frente a ellas y no los ven, o que ni siquiera saben dónde andan. Yo te admiro y espero que te dejes de presentar como Mari la chica invidente, porque ante mí, eres una bella mujer, con un gran corazón y con unos ojos muy claros.

Está bien que te preocupes por tu hija, como madres, todas lo hacemos, pero también tienes que tener confianza en tu hija, después de todo tú la educaste. Ella tiene buenos valores y aunque se tropieza aquí y allá como todos, va a salir adelante y siempre te va a tener cerca. Amor como el tuyo no lo va a encontrar en otro lugar.

Recibe un fuerte abrazo y seguimos en contacto. Con mucho cariño Becky.

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest