No dejando nada atrás.

  • 0

La vida no espera

¿Por qué es más fácil criticar y reprochar que expresar aprecio y cariño?

Esta semana Angélica tuvo la tristeza de perder a su padre. También tuvo el privilegio de compartir el velorio y el entierro con todos sus parientes y amigos cercanos.

¡Los muertos no hablan! Poder expresarse y convivir en vida no sólo endulza el alma, también da un motivo para vivir

Un sobrino se le acercó durante la comida luego del entierro, y le dijo: “Angélica, fíjate toda esta gente que se encuentra hoy aquí contigo y que han venido a celebrar la vida de tu padre, él estaría muy contento de tenerlos aquí a todos reunidos.” Angélica sonrió débilmente. Si bien apreciaba tener a todos allí se preguntó hacía cuantos años que no había visto a muchos de ellos. Estaban también aquellos que hasta hace poco habían criticado duramente a su papá y jamás le dijeron una palabra cariñosa o de aprecio. Sin embargo, en el velatorio, no dejaron de hablar de cuanto valoraban y querían a su padre. ¿Por qué la familia tuvo que esperar hasta su muerte para reunirse? ¿Por qué esperar hasta que haya una tragedia para expresar afecto y buenos sentimientos? ¿Por qué cuando estamos vivos y sanos no nos esforzamos lo suficiente para compartir con nuestros familiares esos momentos que son tan preciados?

En un velorio recordamos todo aquello que fue la persona, nos acordamos con cariño de sus palabras y acciones, incluso se nos hace gracioso aquello que en su momento le llegamos a reprochar y hasta estamos dispuestos a tolerar todo aquello que nunca le perdonamos cuando vivía. ¡Qué paradoja tan grande que es la vida! Tenernos que esperar a morir, para que nos valoren y nos aprecien. ¿No será un poco tarde para eso? ¿No seria mejor compartir, reír y llorar en vida con nuestros seres queridos? Les invitamos, a que en la próxima reunión familiar comunique sus buenos sentimientos y festejen la vida ya que ésta es un privilegio. Una mesa llena con la familia, donde se habla y se comparte es el mejor almuerzo.

La Recetarecetas-titulo1

No dejando nada atrás.

recetas-titulo2

INGREDIENTES

  • 1 taza de Comunicación
  • 2 cucharadas de Ojo noble
  • 1 manojo de Gratitud
  • 1 sobre de Aprecio
  • 3 rebanadas de Tiempo compartido
  • 1 pizca de Valentía

RECOMENDACIÓN DEL CHEF

Expresar sentimientos positivos no es fácil. Sin embargo, cuanto más se dice, más común se vuelve el hábito.

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Es importante aprovechar cada momento que la vida nos ofrece. Hay que reconocer que no hay cocineros inmortales. Lo que no se dice hoy se pierde, quizá mañana puede ser demasiado tarde.
  2. Es emocionalmente nutritivo expresar los sentimientos de aprecio, cariño y gratitud en vida. Compartir los sentimientos positivos endulza y solidifica la existencia del que los expresa y del que los recibe.
  3. Vivir con sentimientos agradables predispone positivamente a cualquier cocinero. La motivación, y las ganas de compartir y cooperar fluyen más fácilmente cuando se vive en un ambiente lleno de amor y consideración.
  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest