¿Qué aprendimos de la vida de Michael Jackson?.

  • 0

Viviendo con ResentimientoNi toda la gloria, ni toda la fama pueden devolver lo que se ha desperdiciado: “La Vida”

Hay que aprender a valorar, respetar y cuidar la vida. Vivir como si no hubiera consecuencias malgastando todas las oportunidades que se presentan pensando que siempre habrá otra ocasión, sentir que somos invencibles, que la vida está bajo el control de uno, vivir en función de satisfacciones personales e irse a los extremos no es precisamente una manera sana y madura de vivir. Además de perder la perspectiva se crea una inestabilidad emocional y personal tan grande que se hace cada vez más difícil poder encontrar un punto de equilibrio y balance. Como consecuencia, se obtiene una existencia hueca, llena de vanas emociones, búsquedas equivocadas y se pierde el sentido de la vida.

Es mejor hacer lo que es correcto y no lo que se sienta en el momento ya que las consecuencias pueden ser fatales

Así terminó trágicamente la vida de uno de los hombres más influyentes de la música rock de nuestros tiempos. Las adicciones, la oscilación emocional, el trabajo desequilibrado, así como los múltiples problemas personales contribuyeron a que otra de las figuras de nuestros tiempos perdiera su vida; acabando súbitamente lo que hubiera podido ser una vida plena llena de frutos y satisfacciones que hubiera podido disfrutar y compartir.

No es fácil vivir bajo los ojos de una sociedad con lentes que magnifican cada evento que sucede, donde siempre se busca la última noticia, el evento más novedoso y escandaloso. El público se convierte en un predador insaciable que invade continuamente la privacidad, critica severamente y hace comentarios inoportunos con falta de criterio y sensibilidad. En estas circunstancias uno debe luchar por sobrevivir y encontrar un lugar silencioso y privado en un mundo lleno de ruido.

A pesar de que hallar ese equilibrio debe de ser muy difícil bajo estas condiciones, no existe una excusa suficientemente buena para destruirse a si mismo; la vida es muy valiosa. Abusar de ella y vivir como si uno fuera inmortal es igual que desperdiciarla.

Hay personas que logran influir y cambiar la manera de pensar o de actuar de la sociedad. Esto les da un poder que viene acompañado de mucha responsabilidad. Estas personas, queriendo o no, se convierten en modelos y ejemplos que la gente sigue y admira. ¡Qué triste que personajes con tanta influencia tiren su vida a la basura!, llenándose de adicciones y de excesos totalmente innecesarios tan sólo para evadir su responsabilidad como personas y como modelos que deberían ser. Si bien el precio de ser un ejemplo y líder es alto, la recompensa y el reconocimiento también lo son.

Michael Jackson se une a una larga lista de personalidades famosas que han dejado un legado en la sociedad, una inspiración en el mundo del entretenimiento, y que a su vez, también han destruido y desperdiciado una vida llena de logros y éxitos que muchos sueñan y raramente pueden alcanzar. ¡Qué pena no poder valorar y sentir gratitud por lo que uno tiene y puede dar! Poder desarrollar los talentos que se poseen, llegar al corazón de la gente y lograr la admiración, más que un regalo es una gran responsabilidad.

La Recetarecetas-titulo1

Mi grano de azúcar en este mundo, tomando conciencia de mi influencia

recetas-titulo2

 

INGREDIENTES

  • 2 rebanadas de responsabilidad
  • 1 cucharada de balance
  • 1 manojo de compromiso
  • 5 gotitas de reconocimiento
  • 2 sobres de humildad
  • Rociar con amor a la vida
  • 4 granitos de gratitud
  • Condimentos:
  • Espontaneidad, goce, y creatividad

RECOMENDACIÓN DEL CHEF

Cada quien es importante en su medio, no es necesario ser famoso.

MODO DE PREPARACIÓN

  1. La vida es un regalo. Hay que vivir con compromiso y responsabilidad. Se debe cuidar y compartir lo que se tiene ya que de nada sirve cocinar para uno mismo.
  2. La responsabilidad debe ser una fuente de placer, no una carga. Hay que pensar antes de actuar, estar alerta, conciente y saber hacia donde se quiere ir, ya que estos son los ingredientes principales que dan sabor y razón a la vida. Poder entender y distinguir las consecuencias de cada acción ayuda a disfrutar con intensidad cada momento que se vive.
  3. Sólo se puede controlar las acciones propias. Vivir en función del reconocimiento, de las críticas o de las expectativas de otros, solamente crea inestabilidad, dolor e inseguridad.
  4. Sentir que uno es inmortal es tener un pensamiento infantil que conduce a la autodestrucción. La vida pasa demasiado rápido y no espera. Vivir pensando que no pasa nada, que todo está bajo control es una gran fantasía ya que el destino en algunos casos se puede modificar pero nunca se puede controlar.
  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest