¿Qué haces con tus emociones?

  • 0

Los sentimientos no son buenos o malos, todo depende como actúas y la dirección en que los encaminas.

Nadie puede negar que los sentimientos existen, hay persona que los pretenden ignorar tratando de vivir con compostura y frivolidad, asi como hay personas expresivas y folclóricas que viven en una montaña rusa, con un continuo subir y bajar de emociones.

Las emociones son sentimientos que definen el estado mental de la persona y surgen en forma espontánea como una reacción natural a la interacción de las relaciones. Estas emociones en sí, no tienen una connotación positiva o negativa, simplemente son emociones.

La interpretación y percepción personal es lo que hace que estos sentimientos carguen la energía y la dirijan, ya sea para crear conexión, armonía y paz emocional o bien para nutrir los demonios internos, tornando la emoción en enojo, agresión, envida, miedo, angustia, culpa, celos, resentimiento, tristeza, vergüenza…

Las emociones, son sentimientos básicos, casi primitivos que hacen posible la supervivencia ya que conectan los instintos con la protección personal, el medio ambiente y la realidad. También inspiran a actuar y son el motor de la mayoría de las acciones, por lo que son valiosos e importantes.

La persona que no quiere entender y aceptar lo que siente, se tropieza continuamente con sus propias emociones, lastima sus posibilidades para tener buenas relaciones y reprime lo que siente con la creencia que sus sentimientos son malos, por lo que es mejor negarlos.

Las emociones reprimidas se almacenan en el cuerpo hasta que la persona tenga el valor y pueda aprender a soltarlas. Si no se llegaran a liberar, estas también pueden causar serias enfermedades.

Afortunadamente hay un antídoto sencillo y al alcance de la persona que desea salir del tormento que causa la represión de las emociones. Solo hay que aprender a darse permiso para sentir y reconocer lo que el cuerpo está expresando es incómodo. Hay que dejar de pelear con los sentimientos y dejaros fluir.

Si bien hay algunos sentimientos maravillosos que endulzan y pintan la vida con tonos vibrantes, hay otros sentimientos que ofrecen la oportunidad de reflexión, de aprendizaje y desde luego otorgan la gran posibilidad para crecer.

No se vale juzgar o criticar. Lo que se siente, es lo que se siente. Lo único que se debe de hacer es reconocer, aceptar y etiquetar objetivamente esta emoción. En el momento que uno puede describir concretamente lo que siente, el fantasma que abruma la mente desaparece, el alma descansa y la persona puede ver con claridad lo que está sucediendo, a pesar de lo que siente.

Asi cuando uno siente envida, puede superarse y conseguir lo que ve que otros tienen y el desea. Si se enoja, puede reconocer el dolor que le causa la discusión y hasta la perdida de la relación, si siente vergüenza, miedo, tristeza etc… puede trabajar en su sentir y sanar sin lastimar o culpar a otros.

Cuando se aprende a reconocer las emociones, las puede manejar y controlarlas.

La receta

recetas-titulo1

Emociones

recetas-titulo2Ingredientes:

  • Conciencia – reconocimiento de los sentimientos propios sin censura
  • Valor – fortaleza y coraje para no luchar ni reprimir lo que se siente
  • Claridad – asertividad para aclarar y delimitar las distintas emociones
  • Flexibilidad – apertura y libertad para fluir y experimentar
  • Ojo noble – encontrar el ángulo positivo y buscar la lección

Afirmación positiva:

Tengo el poder para dirigir a mis emociones y dejarlas fluir. Mis emociones son un motor maravilloso que me inspiran, motivan y me conectan con la realidad. Lo que siento no es malo o bueno simplemente es. Entre más rápido aprendo a reconocer y aceptar lo que siento, mejores son mis relaciones con los demás y conmigo. Cuando acepto lo que siento, permito que mi corazón sienta paz, abundancia y amor.

Aprendiendo de las emociones:

  1. Las emociones son reales y necesitarías para vivir en plenitud. Las emociones son la energía que nutren a los pensamientos, a la manera de actuar y de sentir.
  2. Reconocer, aceptar y poder nombrar a las emociones otorga poder y control sobre uno mismo. Una vez que uno descubre el sentimiento que se tiene, la mente se aclara y las acciones de pueden dirigir positivamente.
  3. Las emociones son neutrales cada quien les da la connotación que puede según su percepción y sus pensamientos. Es importante obtener herramientas para aprender a dirigir las emociones en áreas positivas y constructivas.

Si no aprendes a controlar tus emociones, estas te terminan controlado a ti.

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest