Tus pensamientos se convierten en tu realidad ten mucho cuidado

  • 0

La naturaleza humana puede predisponer a la persona nublando el juicio y limitando la percepción de la realidad. Sin querer uno puede tener un pensamiento equivocado y crear una vida alrededor de esa creencia lo que conduce a obtener el resultado temido.Las creencias son profecías peligrosas, la mente tiene suficiente fuerza para dirigir las acciones y convertir los temores en realidad.

Cuando la boca predica, lo que los pensamientos le transmiten, solo se envenena el alma y se pierde la posibilidad de poder ver la realidad.

Cuando uno busca con mucha insistencia algo que no existe, desafortunadamente lo encuentra. Las fantasías envenenan el alma, ya que crean una visión parcial que distorsiona la realidad. Las creencias erróneas llevan a buscar evidencias que comprueban que uno está acertado en sus pensamientos. Se basa uno en pruebas aparentes que lo llevan a asumir ideas equivocadas.

Karla asegura que su hijo no va por buen camino, afirma que sigue los pasos de su papá así que lo mas seguro sea que termine en la cárcel, con amigos malandrines y con problemas de drogas.

¿Por qué Karla piensa así?, ¿que le hace estar segura de sus pensamientos? Ella insiste que su hijo piensa y actúa igual a su padre, que no se comporta como sus hijas y que es demasiado inquieto. Cada acción que hace su hijo, cada palabra que dice, en fin, todo lo que ve en su hijo es una proyección legitima de su marido, un hombre lleno de problemas y encerrado en la cárcel por posesión de drogas.

Pareciera que el joven del que menciona esta mujer tiene veinte años, no termino su prepa y de alguna manera ya ha tenido problemas con malas compañías ¿verdad?

En realidad el Joven solo tiene ¡cinco años! Es un buen niño que e gusta jugar, es inquieto solo porque esta sano y tiene mucha energía. Que triste que su madre le prediga una vida de problemas, cuando en realidad, él tiene todo por delante para poder mejorar y no seguir los pasos equivocados de su padre. Siempre y cuando su mamá lo eduque, lo guie con cariño y le enseñe buenos valores.

No es justo asignar un futuro obscuro, los miedos y las preocupaciones pueden ser validos pero no justifican el derrotar a la persona que aun tiene toda una vida por delante.

La receta
recetas-titulo1

Decretos positivos

recetas-titulo2

Ingredientes

  • 1 taza de realidad y objetividad, no vivir con fantasías o suposiciones
  • 1 taza de valores claros y limites concretos, firme conocimiento de la vida
  • 2 cucharadas de actitud positiva; gentileza, gratitud y buena disposición
  • 1 manojo de perspectiva; ubicarse en el presente y reconocer el futro
  • 2 gotas de confianza; actitudes y pensamientos positivos y constructivos
  • 2 sobres de comunicación; clara y continua

Recomendación del chef

Si mis pensamientos pueden determinar y predecir mi futuro, entonces voy a pensar que puedo lograr lo que me propongo, soy una persona buena y exitosa, yo me tengo que ayudar.

Modo de preparación

  1. Los pensamientos positivos ayudan a redirigir los sentimientos negativos o angustiantes. Una persona con actitud positiva vive contenta, con tranquilidad, estabilidad, confianza además, puede manejar mejor las situaciones complicadas.
  2. Etiquetar a las personas sólo las limita. Las circunstancias y las oportunidades son abundantes es imposible predecir o predeterminar el futuro basándolo en miedos y fantasías personales.
  3. Estar consiente y vivir el presente facilita construir un futro claro y positivo. De nada sirve preocuparse por algo que quiza no llegue es mejor vivir aquí y ahora y no esperar las fantasías se conviertan en realidad.
  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest