¿Cómo se puede cambiar lo que no te gusta y molesta de tu vida?

  • 0

Fácil decir “hay que cambiar” el problema es hacer los cambios; Sobretodo cuando uno, es la persona que tiene que cambiar.

¿Cuantas veces sientes que las cosas que te pasan no son como te gustarían? Pero al vivir en tu rutina no hay tiempo de sobra, y aseguras que haces lo mejor que puedes. Hasta que vivas con la ilusión de un día las cosas van a cambiar solo porque crees que ya trataste.

Nada cambia mientras tú no cambies, y si cambias y las cosas no llegaran a mejorar, el cambio de tu actitud hará que todo se vea distinto, entonces igualmente las cosas cambiarán y todo fluye.

Muchas personas entienden con claridad lo que les pasa, es más, fabrican tan buenas excusas para justificarse que creen que están haciendo todo lo necesario para cambiar, pero insisten que están condenadas a no progresar. Se han convertido en profesionales para echar la culpa y sentir lástima por ellos mismos.

Otro tipo de personas están tan enfocadas en su desdicha y su enojo que ni siquiera están conscientes del papel de víctima que asumieron. Con ese sentir, no les es posible tomar responsabilidad de sus propias acciones. Por lo que dejan de creer en la posibilidad de que haya una mejor salida y que el universo no está conspirando en su contra.

No quieren ver que son ellos mismos los que han dejado de luchar por cambiar su realidad.

Cuando una persona cae en la apatía o toma la actitud de no se puede hacer más de lo que ya hizo…, se crea un problema mayor. El agotamiento emocional. Así, se deja de tratar algo nuevo. Se pierde la confianza uno mismo, y perpetúan su destino marcado sin éxito.

La frustración más grande es cuando uno, como amistad, familia o colega los quiere ayudar. En lugar de escuchar los comentarios y las sugerencias ofrecidas como ayuda, se sienten atacados. No aceptan que pueden mejorar. Se enojan, se sienten humillados y en muchos casos prefieren perder la relación que poner atención y tomar conciencia ante su responsabilidad.

Nadie dice que salir o cambiar sea fácil, pero es más difícil hundirse y perder la posibilidad de tener una mejor vida.

La persona que sufre quisiera ser feliz, pero hay una parte en su interior que le impide realizar los cambios que necesita. La razón es complicada, tiene que ver con las creencias y los diálogos internos que ha nutrido.

A pesar de que el cambio suena como un trabajo agotador, cuando la persona lo desea y está lista para dejar sus pretextos, encuentra la forma de hacerlo. Este proceso es laborioso y muy satisfactorio.

El primer paso, será, tomar conciencia y reconocer que uno tiene el poder para cambiar. Nadie va a hacer lo que uno necesita hacer por sí mismo. Después, todo lo demás se convierte en parte de una historia de trabajo personal, éxito y superación.

La receta

recetas-titulo1

Para poder cambiar

recetas-titulo2Ingredientes:

  • Conciencia – conocer y aceptar la realidad sin filtros o pretextos
  • Fortaleza – reconocer el valor de la vida y luchar por esta
  • Esperanza– motor que da razones para seguir buscando una mejoría
  • Curiosidad – búsqueda de nuevas y mejores opciones con ganas de encontrar algo nuevo
  • Decisión – determinación por nunca darse por vencido

Afirmación positiva para conseguir lo que deseo

Elijo tener una actitud positiva y tener esperanza todos los días. Mi actitud se refleja en todo lo que hago y digo. Decido llenar mis días con alegría, gusto, pasión y ganas de servir. Vivo para crecer y encuentro sentido a todo lo hago. Entiendo que no todo lo que sucede es fácil, pero lo acepto sin resentimiento y me recuerdo que es temporal; yo lo puedo sobrellevar. Ser positivo y tener apertura me da fuerza y me inspira a seguir adelante con gusto y esperanza.

Que se ocupa para tener el valor para cambiar:

  1. Todo lo que sucede en la vida es temporal. Uno puede sobrevivir y fortalecer su espíritu cuando sabe que las cosas pueden y van a cambiar eventualmente. Nada es permanente mientras uno esté vivo.
  2. Se requiere de valor para no decepcionarse ante el fracaso y la frustración. Elegir una actitud positiva y abierta impacta todas las acciones que se realizan. Cuando uno se deja de torturar por lo que quiere y no tiene, se libera del dolor y encuentra nuevas posibilidades.
  3. Tener esperanza y ser positivo no es una distracción que niega la realidad. Es una actitud que confronta la oscuridad y el desánimo y se conecta con la curiosidad y el deseo de vivir en plenitud.

Tener una buena actitud y elegir tener esperanza no garantiza que sucederá en el futuro, pero mejora es la actitud con la que se vive el momento.

Si sientes angustia o sientes mucho enojo, habla hoy para hacer una cita de coaching personal.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.