¿Cómo superar el dolor de una separación?

  • 0

El dolor emocional es tan fuerte e intenso como el dolor físico. La única diferencia que existe entre uno y el otro es la actitud que se tiene frente a estos.

Cuando se trata de un dolor físico, uno sabe que este eventualmente a ceder, por más intenso e insoportable que sea, por lo que uno lo puede superar o de lo contrario puede aprender a vivir con él. Posiblemente existen medicamentos que sirven para disminuir la intensidad o a controlarlo. Por lo tanto, cuando uno siente dolor, uno lo acepta, busca un remedio y finalmente se resigna y lo puede combatir.

¿Qué pasa o como nos comportamos con el dolor emocional? ¿Qué pasa con el dolor del alma que es intenso profundo y no se puede detectar o controlar tan fácil como el dolor físico?

Lo más efectivo es tratarlo exactamente como el dolor físico.

Aceptarlo. Contenerlo sin pelear y dejar que pase. Después de todo con este dolor se crece, se aprende y se supera.

El dolor es un proceso que se debe de vivir. Este es un ingrediente importante para crecer y ver la vida con una concepción más amplia y completa. No es un castigo, ni una penitencia es parte de la realidad, la cual se debe de aprender a aceptar y a manejar.

Con mucho gusto te puedo ayudar paso a pasa a superar este gran dolor… tenemos cursos, recetas y platicas personales todo a tu alcance. Aquí estamos para ayudarte.

www.recetasparalavida.com

Becky

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky
1 comentario
  • Anónimo
    RESPONDER

    Estoy totalmente de acuerdo el dolor es parte de la vida misma. Nacemos con dolor, vivimos con dolor y morimos con dolor. Lo normal es sentir dolor lo anormal es convertirlo en sufrimiento crónico, exacerbado, por eso hay que distinguirlo. Bello tu comentario Becky. Felicidades.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.