¿Por qué son tan importantes las decisiones acertadas?

  • 0

El éxito inicia cuando se aprende a tomar decisiones sensatas y consientes.

Una decisión tiene mucho poder. Se hacen tantas decisiones al dia, que muchas veces parece que uno actúa sin pensar. Pero en realidad, cada momento que pasa, uno tiene una decisión consciente o inconsciente que debe de tomar.

Aun cuando no se decide… eso también es una decisión.

La persona puede elegir actuar con responsabilidad, astucia y cautela tomando una decisión acertada o se puede deslumbrar y cegándose de las consecuencias, eligiendo un camino fácil, cómodo y posiblemente no muy seguro, ni exitoso.

Tomar una decisión, empodera, libera y cuando se hace la elección correcta, se mejora la autoestima y facilita el camino al éxito y la tranquilidad.

Cuando se opta por hacer una decisión equivocada los resultados no siempre son positivos a pesar de que no se vean de inmediato. De hecho, posiblemente se puedan perder buenas oportunidades que implican más esfuerzo por no querer tomar el compromiso necesario para poder vivir en armonía y plenitud.

Las decisiones no siempre son blanco o negro. Hay algunas ocasiones que existen distintas alternativas y todas pueden ser buenas, a pesar de que pudiera ser que una de tantas fuese más eficiente.

Cuando se actúa sin pensar, las decisiones se convierten en respuestas automáticas. Como resultado, la persona pierde el control de sus decisiones y sus acciones se apoderan de los pensamientos asi, roban la libertad y se pierde la posibilidad de cuidar el bienestar personal.

La vida es valiosa. Toda persona es importante. Las decisiones por más insignificantes que parezcan tienen su valor.

Cada decisión conlleva a la toma de la próxima decisión. Entre más eficientes y positivas estas sean, mejores los resultados.

Hay que tener mucho cuidado, porque cuando se toma una mala decisión… todo funciona para el lado opuesto, y hay mucho que se puede perder.

Las elecciones adecuadas, incrementan la energía. Encuentran el camino óptimo para lograr el objetivo. Inspiran y aspiran ser mejor, predisponen realizar actos claros y efectivos.

Las decisiones eliminan excusas y culpas, ofreciendo poder y visión para dirigir a tener una mentalidad objetiva.

Quizá uno de los mayores beneficios de tomar una decisión acertada sea, que al tomar una buena decisión, la persona conspira con el universo, convirtiendo en aliados a todas las personas que se requiere y favorecen las oportunidades que pueden ayudar a lograr el objetivo deseado.

Es posible que tomar una buena decisión no siempre sea una acción fácil. A lo mejor el resultado no se puede apreciar tan pronto como uno quisiera. Pudiera ser que el esfuerzo y la paciencia que se requiere inicialmente sea más incómodo que tomar un camino menos complicado. Pero…cuando se toma la decisión correcta, eventualmente la vida es mejor.

No hay excusas suficientemente válidas para dejar de tomar decisiones acertadas. El tomar decisiones es un habito, un privilegio y una responsabilidad que da poder y libertad.

Hoy es un buen día para tomar una buena decisión.

La receta

recetas-titulo1

Toma de decisiones acertada

recetas-titulo2Ingredientes

  • Conciencia – reconocer la importancia y el valor de la vida
  • Responsabilidad – acciones, obligaciones que implica
  • Decisión – determinación, actuar convencimiento
  • Valor – fortaleza para ejercer y proceder con confianza
  • Precaución – considerar las consecuencias y opciones

Afirmación Positiva para tomar decisiones acertadas:

Mis decisiones están basadas en el bienestar y el sentido común. Cuando tomo una decisión, me comprometo a ser consciente de mis consecuencias. Mis decisiones son importantes y me ayudan a vivir mejor. Yo decido tener una vida sana y positiva. Hago mis decisiones con sabiduría, buen juicio y en forma constructiva.

Las decisiones acertadas

  1. La toma de decisiones determina la calidad de la vida personal. El impacto acumulativo marca las acciones y suma los actos impulsa y motiva a la persona a ser mejor.
  2. Todas las acciones cuentan, no hay nada pequeño e insignificante. Las decisiones son pequeños actos que se multiplican y transforman en grandes acciones, no hay coincidencias.
  3. El universo conspira a favor o en contra dependiendo de la decisión que se haya tomado. El poder que viene con cada toma de decisión encamina y predispone el futuro del tipo de acciones que preceden a las acciones.

Tomar decisiones es un poder personal, aun cuando la libertad sea limitada. No se debe de resignar al poder para decidir.

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky
1 comentario
  • Mari
    RESPONDER

    hola Vecky, soy yo tu amiga Mary, la verdad que ahora leyendo la receta de las decisiones, cosa que como me diguiste me aplico amí, he aquí mi incertidumbre:
    ¿qué hacer cuando he tomado una decisión y no se pueden medir sus consecuencias o luego veo que me equivoqué?, gracias por tus recetas, saludos a todos, y que nos podamos ayudar por ser personas, y unas buenas fiestas y esperando el 2020 que ya dá respeto. saludos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest