Viviendo en la realidad.

  • 0

¡Una profecía que se cumple!

La naturaleza humana puede predisponer a la persona nublando el juicio y limitando la percepción de la realidad.

Cuando uno busca con mucha insistencia algo que no existe, desafortunadamente lo encuentra. Las fantasías envenenan el alma, ya que crean una visión parcial que distorsiona la realidad. Las creencias erróneas llevan a buscar evidencias que comprueban que uno está acertado en sus pensamientos. Se basa uno en pruebas aparentes que lo llevan a asumir ideas equivocadas.

Desafortunadamente, cuando la boca predica, dicta lo que los ojos pueden ver, logrando que se envenene el alma y se reduzca la posibilidad de ver la realidad

La inseguridad de Perla, además de dañarla, está haciendo que su esposo, Fidel, se aleje de ella. Esta mujer desconfía constantemente de su esposo. Si él sale a la calle a buscar trabajo, ella insiste que va en busca de mujeres y se queja que se las pasa sonriendo a todas las que pasan junto a él. Perla se tortura revisando la correspondencia de Fidel diariamente, su correo electrónico y hasta su portafolio. Ella está segura que su esposo ya no la quiere y que le es infiel. Si alguna vieja amiga de la escuela de Fidel lo localiza y le escribe, Perla se desespera y lo usa como prueba para convencerse de que él está teniendo un romance. Cada llamada, cada comunicación, cada minuto que Fidel llega tarde, es una confirmación de sus creencias. Todo lo ve con sospecha y prejuicio.

Tristemente, Perla está convirtiendo a su hogar en un campo de batalla que hace que Fidel se aleje aún más y esto a su vez, lleva a que Perla se convenza de sus sospechas. Fidel no puede soportar más tantas intrigas, llantos y reproches. Nota que Perla se ha abandonado y ha perdido el interés por arreglarse y ocuparse de la casa. Cuando Fidel regresa al hogar, en vez de estar deseoso de ver a su esposa, teme encontrarse con una mujer enojada y amargada que no quiere atender a su marido. ¡Hasta sus hijos ya desean salirse de la casa e irse a estudiar lejos de allí!

Perla y Fidel llevan más de 25 años casados y vistos desde afuera pareciera que llevan una vida familiar común y corriente. Su matrimonio, al igual que otros, no ha sido fácil y últimamente la situación se ha agravado aún más ya que Fidel no tiene trabajo y se siente infeliz. Busca empleo, asiste a cursos de superación personal y trata de encontrar algo que lo motive y lo ayude a salir adelante.

Pero la pareja cada vez se hunde más. Fidel no se da cuenta que su familia debería ser la fuente de inspiración y motivación para superarse y Perla se siente tan insegura que en vez de apoyar y comprender a su esposo, lo aparta cada vez más.

¿Acaso no sería mejor si Perla tratara de ser una buena esposa, una buena madre y una mujer con la cual todos quisieran estar en lugar de distorsionar la realidad y estar destruyendo su vida?

La Recetarecetas-titulo1

Viviendo en la realidad

recetas-titulo2

INGREDIENTES

  • 1 taza de realismo
  • 1 taza de balance
  • 2 cucharadas de positivismo
  • 1 manojo de perspectiva
  • 3 gajos de fluidez
  • 2 gotas de confianza
  • 2 sobres de comunicación

RECOMENDACIÓN DEL CHEF

Cuando se busca evidencias específicas se distorsiona la visión; se encuentra lo que uno quiere y se cae en la autodestrucción.

MODO DE PREPARACIÓN

  1. El pensamiento positivo ayuda a redirigir los malos sentimientos. Una persona positiva vive con tranquilidad, estabilidad, confianza y es capaz de manejar mejor cualquier situación que se le presente.
  2. Es importante saber balancear la visión real, la visión turbia y los sentimientos. Sólo se puede ver la realidad cuando uno no se llena de prejuicios y se trata de ser objetivo. Cuando falla la visión de la vida es fácil ignorar todo lo bueno que se tiene.
  3. Es imposible controlar a los demás; se cae en la trampa de creer saberlo todo. Cada quien es responsable solamente de sus acciones. Etiquetar y tratar de controlar todo y a todos sólo aumenta las posibilidades de contaminar y alejar a los que más se quiere.
  4. Solo cuando uno se ocupa de si mismo puede lograr cambios y crecimiento. Cuando el cocinero puede tener una actitud crítica de si mismo, deja de justificarse y de culpar a los demás; se hace responsable de sus acciones y sus posibilidades se convierten en ilimitadas
  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest