Mi hija adolecente no recoge sus cosas, discutimos mucho por lo mismo

  • 0

Es difícil que mi hija mantenga su cuarto ordenado y cada vez que le pido que lo arregle tengo discusiones grandes, al final solo nos peleamos sin poder llegar a algún arreglo y su cuarto sigue igual de tirado.

La buena noticia es que la adolescencia es una época transitoria que se termina en algún momento, aunque hay adultos que actúan como adolescentes groseros, la mayoría de las personas crecemos, maduramos y recordamos la adolescencia como un momento difícil en la vida.

Por la misma razón, es importante elegir bien las batallas y aprender a hablar estableciendo buenos hábitos. Te tienes también que recordar continuamente que es justo este periodo donde se establecen nuevas pautas de comunicación y respeto mutuo para iniciar una relación de compromiso, y de confianza.

Lo peor que puedes hacer es discutir mil veces por la misma razón. Así que el primer consejo NO discutas por algo dos veces, mejor cambia tu enfoque y la manera como pides las cosas.

Te voy a dar la lista de todo lo que no debes de hacer:

  • No pidas cosas que no te realísticamente no te van a conceder, ósea no le pidas que limpie su cuarto todos los días y que acomode sus cosas como una boutique, mejor conformate con que haga su cama y limpie su cuarto una vez a la semana.
  • No hagas cosas por ella, el limpiarle el cuarto solo le recuerda que, aunque discutan al final del día ella tendrá su cuarto limpio y no le enseñas hacerse responsable por sus cosas. Además, ella debe de aprender a cuidar sus cosas y a respetar el lugar donde vive. Recordadle que es por ella el bien no por ti.
  • NO amenaces, ni castigues, mejor habla de las consecuencias a sus acciones. Establece una lista de consecuencias, si el cuarto no está limpio no puedes salir con tus amigos.
  • Si no haces la cama no te cambio las sábanas cada semana. Si no está ordenada tu ropa no te compro ropa nueva o te lavo la ropa sucia… no son castigos son consecuencias que ella puede decidir si quiere salir, si quiere ropa nueva ya sabe qué hacer. No se discute es fácil no lo haces… no tienes lo que tu me pides.

Consejos que te pueden ayudar

  1. Ayúdale a remodelar su cuarto según tus posibilidades, si lo pueden pintar elijan un color nuevo para las paredes. Cambia la colcha, comprende cuadros nuevos en fin haz que la recamara se sienta suya y que esté a su gusto. Saca los peluches y los juguetes de cuando era más pequeña.
  2. Dale la oportunidad a que tu hija tenga el cuarto como ella quiere mientras cumpla con las condiciones mínimas semanales que ocupas.
  3. No busques discutir cuando no estén las cosas perfectas como a ti te gustaría.
  4. Se un ejemplo tu limpia tu cuarto y tu casa de tal manera que ella entienda que no es personal, sino que es una forma como se vive en tu casa.
  5. Confía que va hacer lo que puede y siempre busca las cosas que sí hace para que se las agradezcas y la puedas hacer sentir bien de sí misma.

Si ocupas mayor apoyo te recomiendo que agendes una cita para coaching personal que seguro te puede ayudar mucho. Atendemos personas de todo el mundo solo coordinamos las horas.

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest