Mi mujer me fue infiel, ella me reprochaba que no tenía la vida que quería…

  • 0

15 años de un matrimonio tormentoso. No ha sido fácil tener que vivir con una persona tan inconforme. Me exigía mucho para poder tener calidad de vida y hacerla sentir bien. Reconozco que tuve mucha culpa por la impotencia que me hacía sentir al no poder darle lo que ella quería. Llegamos a agredirlos física y psicológicamente. Nunca pudo alejarse de mis logros y no los valora.  Lamentablemente muere su padre y la relación se complicó. Ella me pidió el divorcio y aunque yo trate de salvar la relación ella no trato mucho. Accedí a arreglar las cosas, le compre una camioneta le cambie el celular, organice vacaciones en una isla. Hace 20 días me enteré que tuvo una relación amorosa con otro hombre. Se me cayó el mundo. Llevo 15 años trabajando para sacar a mi familia y darle lo mejor. Nunca le pedí que trabajara, solo quería darle una buena vida y que ella cuidara de nuestro hijo, Ella, se quejaba y hablaba mal de mi con su familia. Nunca reconoció sus fallas.

Lamento mucho el dolor y la decepción por la que estás pasando. Entiendo que hiciste lo que entendiste y lo que pudiste para mejorar tu matrimonio. Desafortunadamente esta relación es de dos y por lo que describes tu mujer nunca te valora y lo que hacías no era algo que ella podía celebrar.

Probablemente existen muchos rencores y malentendidos entre los dos.  Me puedo imaginar que tu esposa estaba buscando ser querida y tratada como una mujer sensible y sola y tu estabas preocupado por el trabajo y mantener a la familia. Los dos tenían sus carencias y los dos encontraron como esconder su dolor. Tú en el trabajo y ella en otro romance.

No se trata de ver quien tuvo la culpa y quien fue el responsable para que las cosas salieran como fueron. Esa es la vida que ambos hicieron juntos, los dos culpables, los dos responsables.

Cuando hay una persona que no se puede conformar, ni alegrar por los éxitos y por todo el esfuerzo que se hace, hay que poner un poco de atención, y tratar de entender qué es lo que sucede: ¿pudiera ser que lo que para ti representaba un esfuerzo y mucho orgullo, para ella era una obligación? (idea falsa y egoísta, pero pudiera ser una explicación a sus comportamientos) O bien, ¿cuándo llegabas a la casa la hacías sentir de menos y le dabas las cosas con despecho esperando que ella te hiciera un homenaje?  (ósea uno muchas veces no se da cuenta como trata a los demás porque cree que el esfuerzo es tan grandioso que todos lo debe de súper reconocer) O ¿realmente era una persona inconforme y tú una persona insensible?

Es muy difícil juzgar una relación escuchando solo un lado de la historia. Eso no quiere decir que se le perdona la infidelidad y la falta de sinceridad.  Solo recuerda que cuando te pidió el divorcio y ella ya estaba lista para dejar el matrimonio. Quizá debieron de ser honestos y tratar de arreglar las cosas, no con regalos materiales como la camioneta o las vacaciones solamente sino también con un consejero o un profesional que los ayude a poder entenderse mejor.

Ahora la pregunta que queda es: ¿están listos para reconocer sus errores los dos y para trabajar en su matrimonio? ¿pueden pedirse perdón? ¿quieren vivir juntos todavía?

Que no se te caiga el mundo, mejor reflexiona y vean si pueden recuperar su relación. Espero que te sirva mi punto de vista. Y desde luego recuerda que también tenemos el servicio de ayuda y de coaching. Si quieren retomar una plática e iniciar un diálogo para ver las opciones que tienen juntos.

Te sugiero que hagas una cita con Coach Becky en el sitio de www.recetasparalavida.com quien quita y pueden recuperar su matrimonio y aprender a vivir en armonía.

  • 0

AUTOR

Becky Krinsky

Autora de dos libros ganadores en el Latin Book award en el area de auto ayuda y temas de inspiración. Conferencista y prestigiosa columnista internacional. Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club por 4 años consecutivos y Medalla de Bronze Jose Marti, para periodistas hispanos en estados Unidos.

Todos los relatos por: Becky Krinsky

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.